viernes, 7 de octubre de 2011

Brutal significado de tan ligero equipaje!



A mediados de los años 80, el Gobierno Polaco se enfrentaba a varios problemas: una grave crisis económica, una profunda crisis de confianza por parte de la sociedad civil, un auge del movimiento de la oposición política Solidaridad y el conflicto interno del Partido Comunista. 

El Papa se interesó siempre por acercar posturas del Gobierno a los nuevos tiempos de tolerancia y mantuvo varias reuniones con Lech Walesa en las que  debatieron el derecho del pueblo polaco a vivir en un país democrático. Juan Pablo II viajó 9 veces a Polonia. Su país de origen fue el destino que más veces visitó.

La fotografía que aparece en esta entrada data de 1987 y fue tomada en la plaza de los astilleros en Gdansk, la ciudad donde se inició la II Guerra Mundial.
El Papa estaba dando un discurso rodeado de cientos de jóvenes del "cuerpo de seguridad" convocados por el Gobierno y que, literalmente, le estaban dando la espalda!!!!!!!!!!, pendientes de que ningún grupo civil se acercara demasiado y no resultaran "incómodas" sus demandas. 

Juan Pablo II construyó su discurso adaptándolo a la realidad con la que se encontraba y lo finalizó con una de las frases que más me he repetido estas últimas semanas. Dice así: "Dios no nos ha podido enviar nada mejor. En este lugar, el silencio es un grito".

Brutal declaración de intenciones. Brutal fuerza atribuida a un sencillo juego de palabras. Brutal contundencia. Y es que "el silencio puede ser el ruido más fuerte" (Miles Davis).

Hoy reflexiono sobre ese papel que hace el silencio para reclamar nuestra atención. Se convierte en una pausa cargada de intención. Es decir, el silencio es un suspiro que capta la atención con una intención prefijada, un silencio que puede crear expectativas, un silencio que interrumpe... El silencio, en este punto, se escribe. Como los "tres puntos suspensivos"... un silencio con un por qué. 

Y ahora callo, atiendo al silencio y escucho lo que usualmente se me pasa.

Y sí,...hay gritos. Suaves para mi. Buenas noches.

2 comentarios:

v-emf dijo...

Querida amiga,
Esta vez no. No sabes cómo lo siento pero no. Wojtyla como fuente de inspiración me parece un error (alguien tenía que decirlo!).
Entiendo el rollito del silencio y sus significados intrínsecos. Es bonito y evocador, sí. Pero ese señor no me inspira ningún sentimiento noble.
Sorry! Continuamos para bingo!!!

isi dijo...

Pues a mi me impactó mucho esta encerrona que le hicieron y que supo reivindicar "a su manera".
En cualquier caso...amiga, de eso se trata, de expresarse, o callar. Nunca de silenciar!!!!
Seguimos! claro que sí!!! para Bingo, o para lo que sea!!!!