sábado, 12 de marzo de 2011

Pensamiento lateral y el destino de la mujer

A propósito de la publicación de La Vanguardia en catalán encuentro dos excusas para reflexionar de nuevo...

La primera, la capacidad que tiene alguien de hacer algo por primera vez, saliéndose de los cánones habituales. Me resulta de lo más interesante. Es el pensamiento lateral, mediante el cual se ofrecen soluciones a problemas huyendo de la tendencia a seguir un patrón natural o habitual de pensamiento (las sillas son para sentarse, el suelo para caminar, un vaso para ser llenado con un líquido, etc.).. Con el pensamiento lateral es posible romper con este patrón rígido, lo que permite obtener ideas mucho más creativas e innovadoras que permiten la resolución de los problemas de forma indirecta y con un enfoque creativo.

Es el caso de la primera carta a los lectores que se envió en catalán a La Vanguardia, en el 2002. Llevaba por título: “Si són tan plurals, realment permetran que en aquesta secció de 'Cartas de los lectores' els seus fidels lectors puguin manifestar-se en l'altra llengua oficial a Catalunya i no només en castellà?” - La firmaba, Carolina Borràs Almela (mi inteligente y creativa hermana) y es un ejemplo estupendo de pensamiento lateral.

La segunda reflexión me causa igual orgullo, pues hace referencia al truncado "destino de la mujer". Me explico: en 1966 aparece en esta misma sección una carta que alababa el papel de la mujer a raíz del nombramiento de Indira Gandhi como jefe del Gobierno de la India y, seguidamente, la réplica de un lector que nos recordaba el "destino de la mujer": parir con dolor, servir al marido y responsabilizarse del hogar. Afortunadamente, hoy día, muchas de nosotras (no todas, lo sé) podemos elegir nuestro destino. Y eso tambíén me enorgullece.

4 comentarios:

Rut dijo...

M,ha agradat molt aquest article. Me apunto al pensamiento lateral. Per sort, sóc de les que puc escollir!

Monica dijo...

Tu inteligente y creativa hermana ¡nuestra ídola!
Muy interesante el post

marta dijo...

... me gusta tu post.. pero el que més m'agrada es que demostra que potser no som tan imperfectes com alguns personatges poden pensar, o més ben dit que la nostra imperfecció és una gran virtud!

Sandra Villa dijo...

Me gusta!...y mucho!